¿Dios?

Aquel sería el primer gesto maternal consciente que recuerdo de mi madre, sin embargo no sé si el recuerdo es mío. ¿Acaso no soy yo Dios?

No hay comentarios: