domingo, 24 de agosto de 2008

Recuerdos olvidados

Cuando volvieron sus recuerdos él ya había olvidado quien era, así que seleccionó los más felices y desechó el resto pensando que eso le haría más feliz. Sin embargo a partir de aquel día no hizo otra cosa que sufrir, no estaba preparado para el dolor.

Merlín, la Madrastra y el espejo

  -¡Quieres dejar en paz al espejo Reina mía! Deja de insultarle que no te ha hecho nada. Quien así habla no es otro que el duende ...