El hongo

¿Dónde está el perro? No puede haber desaparecido así como así, es grande y de color canela, con el rabo cortado, y cuando viene hacia mi mueve ese muñón como si fuese un joystick. Nuca he sabido de qué raza es, aunque, la verdad, es que no entiendo nada de razas, así que lo mismo es de una y yo sin saberlo.
—¡A comer!
El grito de mamá me devolvió a la vida y fui corriendo a casa atraído por el olor del guiso. Desde que aquel hongo gigante había aparecido en el horizonte, hacía semanas, era la primera vez que comíamos carne.

7 comentarios:

Rodrigo Bueno dijo...

Hola:

Me encantó tu blog, sobre todo porque te da la oportunidad de leer algo maravilloso en poco tiempo.

Saludos.

Rodrigo Bueno.

narradora de bolsillo dijo...

Aunque no escriba, te leo y siempre me sorprendes.
Saludos de la tocaya de blog.

el Gato Negro dijo...

Un saludo

Desde hace unos meses, yo y otros dos amigos, estamos llevando a cabo un proyecto. Dicho proyecto consiste en la elaboración de una comunidad literaria independiente, un rincón en el que cualquiera pueda expresarse y de cualquier forma: relatos, poesía, etc. La idea de la que surgió y de la que aún se sigue sustentando, no es solo esa expresión, anteriormente mencionada, sino el mestizaje: que lo que yo escriba puede servirle a otro de aprendizaje o si más no, pueda aportarle alguna idea y viceversa. Por ello, les invito a todos aquellos que quieran participar en la redacción a que envíen un mail a lagacetademedianoche@gmail.com, citando el correo electrónico de la cuenta blogger, a la que deberá enviarse la invitación.

Atentamente,

El Gato Negro

Fero dijo...

Sencillamente genial.
Como todo lo que escribes.

saludos.

Malalua dijo...

NOOOOO, ¿por qué? En pocas líneas me encariñé del perro, jejeje.

Muy bueno, de verdad.

Besos.

Juka dijo...

Ahí está!!

Nos encariñas con el perro en 2 segundos y luego muere!!

Serás cruel xD

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

MUY BUENO EL FINAL.
ME CAUTIVO Y ME DIO LA SENSACION DE BUEN MICRORRELATO.