martes, 2 de noviembre de 2010

Algunos lloran

Algunos lloran en soledad y a otros les gusta llorar en grupos, delante de mucha gente, para que todos vean su dolor. Otros lloran en el cine o con una canción que les trae recuerdos; y hasta hay quien llora de felicidad. Unos lloran porque les duele el alma y otros porque le duele el cuerpo, unos porque padecen y otros porque fingen. Pero todos lloran.

Al final los más tristes son los que no lloran, los que ya no pueden llorar… porque ya no sienten.

El deseo

Espero el milagro como quien espera el tren, seguro de que vendrá puntual a su cita. Ella me despreció sin ambages: “No me a...