Depués del final

Me acerco y anoto sus nombres mirándolos en las chapas que cuelgan de los cuellos carbonizados. Eso es lo que me han dicho que haga y yo lo hago. Estoy solo. No recuerdo cómo vine aquí ni quiénes me mandan, tampoco me importa porque no me pegan. Los otros, los que ahora están muertos, me pegaban. Es lo que me han dicho, por eso tengo las heridas. Me han dicho que cuando termine me llevarán con ellos, y yo quiero irme, cada día se me cae más pelo. Tengo miedo a los hongos gigantes de ruido y polvo que poco a poco se acercan.

P.D.: Aunque el relato no parece prestarse a ello, a todos los que alguna vez pasáis por aquí os quiero desear lo mejor para este año que empieza: que se cumplan vuestros sueños, que la felicidad os coja de la mano y no os suelte ningún día. ¡Feliz año nuevo!