¡Indígnate!

1 comentario:

Saleta dijo...

Mohamed Bouazizi, así se llamaba el joven que prendió la mecha de todo esto. Tenía 26 años cuando la autoridad corrupta de su país le arrebató toda su esperanza: un pequeño puesto de fruta.

Bouazizi se inmoló a lo bonzo, muriendo a los pocos días. Era licenciado y vivía en Túnez. La noticia de su muerte inició unas revueltas cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo, y al poco tiempo se extendieron a Egipto.

Por esos días, muchos nos hacíamos en Madrid esta pregunta: ¿Cuándo sucederá aquí?

Hoy, ya domingo por la mañana, después de otra jornada impresionante vivida en la Puerta del Sol, tras una semana de lucha permanente, ronca de gritar junto a otras 30.000 gargantas ("LE LLAMAN DEMOCRACIA Y NO LO ES..."), puedo afirmar que la muerte de Mohamed Bouazizi no ha sido en vano.

Desde la plaza del 15 de mayo, un abrazo.