El pavo

Esperó hasta dormirse y soñó con otra Navidad. Con un poco de suerte no volverían a comer pavo hasta entonces y él podría vivir un año más.


No hay comentarios: