Contacto



No creo que pueda pedirse mucho más para ser un lunes por la tarde, pensó el presidente de los Estados Unidos contemplando el cielo repleto de naves alienígenas.